• Slide-1
  • Slide-2
  • Slide-3
  • Slide-4
  • Slide-5

LONDRES SE DESMARCA DE LA NORMA EUROPEA SOBRE EL CAPITAL

Reino Unido logró ayer buena parte de sus reivindicaciones en la tramitación de la nuevas normas europeas sobre requisitos de capital para el sector bancario. En contra de la opinión mantenida durante meses por la Comisión Europea, Londres (y cualquier otra capital que lo desee) podrá exigir a sus entidades un colchón de capital por encima del mínimo pactado a nivel europeo. Bruselas temía que esa excepción fragmentase el mercado interior y perjudicase a los países cuyo sector bancario está dominado por filiales con la matriz en otros Estados.clock

La concesión a las demandas británicas permitió al Ecofin (consejo de ministros de economía de la UE) pactar ayer por unanimidad el texto de una nueva directiva y un nuevo reglamento. La tramitación legislativa de los dos proyectos continúa ahora en el Parlamento Europeo. Dinamarca, país que preside la UE durante este semestre, espera alcanzar un acuerdo definitivo el próximo mes de junio. Los dos textos trasladan al derecho comunitario el acuerdo internacional conocido como Basilea III, que endurece los requisitos sobre la calidad del capital que deben mantener las entidades financieras.

A partir de 2015, el Reglamento exigirá a los bancos y firmas de inversión un capital de Tier 1 o de máxima calidad equivalente al 4,5% de sus activos ponderados por riesgo (frente al 2% exigido en la actualidad). El requisito de capital total se mantiene en el 8%. La directiva, por su parte, establece un colchón de "conservación" para todas las entidades equivalente al 2,5%, también de capital de máxima calidad. Y faculta a los Estados para exigir una provisión anticíclica en función del tamaño de la entidad.

Además, y tras la mencionada insistencia de Reino Unido, cada país podrá imponer otro colchón de hasta el 3% de los activos del banco. Londres desea exigir a sus principales entidades una ratio total del 10%, dos puntos más que la norma.

asesoramiento.jpg